Uno de los sueños más anhelados por cualquier persona, es viajar y tener vacaciones durante todo el año. Sin embargo, la realidad es que debemos trabajar para tener ingresos y poder disfrutar de esas soñadas vacaciones.  Pero existen muchas personas que se dedican a viajar constantemente y crean a través de sus viajes una fuente de ingresos rentable.

Adaptar este estilo de vida es una decisión personal, pues algunos prefieren ciertos viajes durante el año para desconectar de todo y disfrutar de manera plena. Otros prefieren mantenerse en constante movimiento y conocer a medida que trabajan.

¿Cómo se puede viajar y trabajar al mismo tiempo?

Depende mucho de tu oficio o profesión, algunas son más sencillas y no requieren trabajar desde una oficina o cumplir horarios. Actualmente es muy común escuchar el término “Nómada Digital” esta es una forma de vivir viajando, y que a través de las tecnologías pueden generar sus ingresos. También existen trabajos no digitales que permiten a las personas viajar constantemente.

Nómadas digitales

Al ser nómada digital, indica que eres freelancer, es decir trabajas de forma independiente y por tu propia cuenta. Puedes hacerlo de manera remota en cualquier lugar. Las herramientas tecnológicas serán tu aliado principal, para poder llevar acabo tu trabajo. Lo más importante en este tipo de trabajos es cumplir con el periodo establecido de entrega, tener una buena conexión a Internet y contar con un ordenador u otro dispositivo confiable. Algunos ejemplos de oficios y profesiones:

Fotógrafo. La fotografía de paisajes, localidades e incluso personas tiene amplio potencial y demanda en el mercado. Solo necesitas tu cámara, unas buenas tomas y puedes venderlas digitalmente en páginas destinadas para ello.

Diseñador gráfico / Programador web / Desarrollador. Podrás realizar cualquiera de estos trabajos desde cualquier parte del mundo; solo necesitarás un buen ordenador y una conexión a Internet estable.

Community manager. Las redes sociales son esenciales actualmente, este trabajo puede hacerse de manera remota.

Escritor o redactor. Escribir para blogs, páginas o libros es una buena opción si eres bueno con las palabras.

Traductor. De igual forma puedes traducir textos e incluso enseñar virtualmente desde cualquier parte del mundo.

YouTuber o influencer. El alcance de las redes sociales ha sido abrumador en los últimos años, incursionar en el mundo digital por medio de ellas es posible y puedes crear una comunidad exclusiva.

Trader. Un área explorada por muchos en las últimas décadas, aunque requiere de estudio y dedicación puedes vivir de ello en cualquier parte, solo necesitas Internet y un equipo.

Jugador y apostador. Si eres hábil con los juegos de casino, apuestas deportivas y el azar es una opción válida.

Trabajos no digitales  

Algunos trabajos no requieren que te mantengas en un sitio fijo, puedes optar por trabajos de temporada y de esta manera poder movilizarte y seguir viajando sin quedarte por mucho tiempo en un solo lugar. Sin duda si combinas estos trabajos con las redes digitales, tus oportunidades se potencian aún más.

Algunas ideas de trabajos son: guía turístico, camarero o cocinero, profesor de idiomas, masajista e incluso hacer voluntariado, en muchos países en desarrollo se buscan personas que ayuden con sus tareas diarias. Normalmente se suele ofrecer alojamiento o comida y el viaje corre por cuenta del voluntario.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario