Volar de Anchorage a Barrow en Alaska, me dejó una de las vistas más increíbles que he tenido desde un avión: el Océano Artico.

 

 

Créditos fotográficos

Escribe un comentario