La pandemia de coronavirus causó estragos en los cruceros imposibilitando sus actividades turísticas, sin embargo bajo el marco de la “nueva normalidad” y los protocolos que demanda convivir en medio de la pandemia de coronavirus, una reconocida empresa de cruceros busca voluntarios para poner a prueba las medidas preventivas para realizar viajes de manera segura y libre de contagios.

Como parte de un nuevo programa, la compañía estadounidense Royal Caribbean, busca personas voluntarias que tengan intenciones de someterse a pruebas y protocolos para prevenir el COVID-19 durante los viajes en crucero que exige el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), organismo que levantó la prohibición para embarcar en viajes de pasajeros el pasado 1° de noviembre.

De acuerdo con la compañía, el viaje es totalmente gratuito con destino a Las Bahamas específicamente a CocoCay, para aquellos que se inscriban y quieran formar parte de dicha iniciativa, así lo informan en sus redes sociales e invita a participar e inscribirse a través de medios digitales que dispuso para los voluntarios. Para ser parte del viaje en crucero, los interesados deben participar en “Voluntarios del mar” tal como se bautizó al proyecto, y completar un formulario con datos personales del viajante y sus acompañantes.

Asimismo la compañía garantiza que el viaje contará con los protocolos que exige el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), y tendrá como fecha inaugural para comienzos de 2021.

Entre los protocolos que presentaron a la CDC se destaca la inclusión de más médicos a bordo, por si sucede un brote de Covid-19; los pasajeros deben presentar un resultado negativo realizado entre 5 días y 24 horas antes de embarcar; y tanto a empleados como a pasajeros se les tomará la temperatura a diario.

Además, los trabajadores del barco deberán tomar la prueba del Covid-19 en sus países de origen antes de llegar al destino en el que se embarcarán. Por otra parte una vez en destino, tendrán que realizar una cuarentena obligatoria de siete días, repetir el test y, si este vuelve a ser negativo, recién ahí podrán embarcarse.

El destino del crucero es CocoCay, la isla privada que la empresa posee en Las Bahamas, que compró a un valor de 225 millones de dólares y que cuenta, además de playas de arenas blancas y. mares turquesas, con un resort con toboganes de agua, varias piscinas y un circuito para volar en globo de helio, entre otras actividades.

Es una atractiva propuesta con la que Royal Caribbean confía poder adaptarse a la nueva normalidad y atraer al turismo internacional, por medio del reclutamiento de voluntarios que deseen disfrutar las maravillas de un viaje a Las Bahamas completamente gratis.

Créditos fotográficos

  • (https://unsplash.com/photos/OBH6aYRPOuQ), por Katarzyna Ostrowska

  • Escribe un comentario