La Autoridad de Aviación Civil de Turquía ha impedido que todos los ciudadanos de Irak, Siria y Yemen vuelen desde Turquía a Bielorrusia, hasta nuevo aviso. La decisión se produce en medio de crecientes tensiones entre la Unión Europea y Bielorrusia a medida que los inmigrantes, en su mayoría de Medio Oriente, llegan a la frontera bielorrusa con Polonia, estado miembro de la Unión Europea.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irak comentó que estaban compilando una lista de cientos de ciudadanos que se encuentran actualmente en la frontera. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mohammed al-Sahaf, expresó que están listos para organizar más de un viaje y brindar una respuesta urgente a cualquiera que desee regresar a casa voluntariamente.

De acuerdo con la Autoridad de Aviación Civil de Turquía (SHGM) anunció en su cuenta de Twitter, que la decisión se tomó en respuesta a los cruces fronterizos ilegales entre la Unión Europea y Bielorrusia, afirmando:

“Debido al problema de los cruces fronterizos ilegales entre la Unión Europea y Bielorrusia, se ha decidido que los ciudadanos de Irak, Siria y Yemen que quieran viajar a Bielorrusia desde los aeropuertos turcos no podrán comprar billetes y embarque hasta nuevo aviso”.

El objetivo de esta decisión, es evitar que los migrantes se dirijan a la frontera de Polonia, un país de la UE donde se encuentran varados en condiciones de congelación en lo que los grupos de ayuda dicen que es una crisis humanitaria cada vez más profunda.

En tanto, Turkish Airlines anunció que suspendería las ventas de boletos de ida a Minsk, una de varias aerolíneas que han tomado medidas para restringir los viajes al país. Asimismo la aerolínea bielorrusa Belavia, que opera vuelos conjuntos con Turkish Airlines desde Estambul, también anunció que los ciudadanos iraquíes, sirios y yemeníes ya no podrán abordar vuelos a Bielorrusia.

Por su parte, el acceso de los periodistas a lo largo de la frontera ha sido restringido por todas las naciones involucradas, lo que dificulta la evaluación independiente de la magnitud del sufrimiento humanitario.

Las autoridades polacas dijeron que un gran número de personas permanecen al otro lado de la frontera en la vecina Bielorrusia y que los guardias fronterizos polacos continúan rechazando los intentos de ingresar ilegalmente a Polonia todos los días. Hasta el momento, hay cientos de personas, entre ellas familias con niños, que se alojan en campamentos improvisados ​​en el lado bielorruso de la frontera.

Así que, con esta medida de prohibición en vuelos para iraquíes, sirios y yemeníes a Bielorrusia, los intentos por cruzar la frontera se han vuelto cada vez más peligrosos a medida que Polonia fortifica la entrada de inmigrantes.

Créditos fotográficos

  • Belavia, EW-456PA, Boeing 737-8ZM (https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Belavia,_EW-456PA,_Boeing_737-8ZM_(29636356944).jpg), por Anna Zvereva / CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/deed.en)

  • Escribe un comentario