La esperada acrobacia de Red Bull fracasó. La actividad en la que dos pilotos cambiarían de avión en pleno vuelo no obtuvo los resultados esperados, pues una de las aeronaves se estrelló. A través de sus redes sociales, la empresa compartió en vivo la actividad llamada «Plane Swap», la cual se planeó desde hace 10 años para que saliera bien.

Durante la transmisión, los pilotos se veían emocionados por el desafío. Este consistía en brincar del avión para intercambiarlo en el aire en un terreno de Arizona, Estados Unidos. Por ello, ambos expertos practicaron por años para colocar las naves en forma vertical y a una altura paralela que les permitiera salir y entrar sin problemas. De hecho, el piloto automático fue modificado para lograrlo.

Sin embargo, la acrobacia no salió como lo planearon. Mientras el piloto Luke Aikins logró salir y aterrizar al interior de la aeronave, su compañero Andy Farrington no logró entrar en el avión. En los videos compartidos del momento se aprecia que la nave color azul no se colocó de una forma cómoda. De hecho, se ve que en determinado momento, después de que Aikins saltara, empieza a caer en espiral lo que impidió que Farrington se acercara a la nave. Posteriormente, el primer piloto logra manejar la aeronave y llegar a tierra. En tanto, Farrington tuvo que activar el paracaídas para caer en el terreno. Asimismo, el avión llevaba uno que se activaba automáticamente. Por ello, el impacto en la superficie fue menor.

Al momento, ambos pilotos están estables y no sufrieron ninguna lesión. Por su parte, Paulo Iscold, ingeniero aeronáutico de Red Bull, explicó que el piloto automático pudo no haber detectado correctamente el peso de carga del combustible. Por consiguiente, según explicó el experto, la nariz del modelo Cessna rebasó la línea vertical adecuada, yéndose para adelante. Se desconoce si la empresa y los pilotos volverán a intentar la hazaña.

Créditos fotográficos

Comments are closed.