Los restos de un avión desaparecido que se estrelló con 28 pasajeros a bordo en Kamchatka en el extremo oriente de Rusia, fueron encontrados a unos 5 kilómetros cerca de la costa del mar de Ojotsk. El avión Antonov An-26 con número de matrícula RA-26085, viajaba con 22 pasajeros y seis tripulantes, en un vuelo desde la ciudad de Petropavlovsk-Kamchatsky a la localidad de Palana.

Durante el vuelo perteneciente a la empresa Kamchatka Aviation Enterprise, el avión no respondió a una comunicación programada y desapareció del radar cuando se aproximaba a aterrizar en el aeropuerto. Hasta el momento las causas del siniestro son desconocidas, aunque se asume fue producida por las condiciones meteorológicas con niebla y cielo nublado.

De acuerdo con una fuente de los servicios de emergencia regionales, citada por la agencia oficial TASS, expresó:

“El avión dejó de comunicarse por radio cuando se disponía a aterrizar. No informó de problemas a bordo”.

Asimismo, los medios de comunicación informaron sobre el suceso, reportando la desaparición del Kamchatka Avn Enterprise Antonov An-26 (RA-26085, construido en 1982) en la aproximación al aeropuerto de Palana (UHPL), Kamchatka, dando a conocer la posible causa del incidente por la poca visibilidad que propició al avión a chocar contra un acantilado, explotando con el impacto y sin dejar sobrevivientes.

Según un video emitido por AFP News Agency y replicado en las redes sociales, se puede apreciar la zona donde impactó el avión, dejando una gran ceniza negra luego de la explosión en el borde superior del acantilado en el área donde los equipos de búsqueda encontraron los restos del avión de pasajeros An-26.

Por su parte, el cuerpo principal del avión se encontró en la costa, mientras que otros restos aparecieron en el mar cerca de la orilla, además según los medios rusos, ninguna de las 28 personas que iban a bordo sobrevivió.

A su vez, la Agencia Federal de Transporte de Rusia (Rosaviation) detalló que el avión volaba en condiciones climáticas difíciles, lo que pudo haber provocado el accidente, aunque también se está considerando un error de pilotaje como posible causa. Sin embargo, meteorólogos confirmaron que había una capa de nubes en la ruta del avión a una altura de 300 a 600 metros, aunque la visibilidad horizontal era buena y el viento débil.

En tanto, el gobernador de la región de Kamchatka, Vladímir Solodov, ha pedido no sacar conclusiones precipitadas sobre las causas de la tragedia y ha destacado que los tripulantes del avión eran profesionales muy experimentados.

Por el momento, se espera conseguir más restos del avión ruso así como de los 28 pasajeros a bordo, para ello los equipos de búsqueda y rescate se encuentran en sus labores, además están haciendo una investigación para conocer las causas exactas del incidente.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario