Un avión de carga Boeing 737, con dos personas a bordo amerizó de emergencia frente a las costas de Honolulu, Hawái en Estados Unidos, después de experimentar problemas en el motor. El accidente ocurrió a la 02:30 de la madrugada (hora local) del día viernes, cuando el vuelo T4810 de Rhoades Aviation, cayó a unas 3 millas al sur del aeropuerto de Kalaeloa.

Del hecho, dos pilotos resultaron gravemente heridos al estrellarse la aeronave en el océano, al momento del accidente la tripulación había informado de problemas en el motor y estaba tratando de realizar un aterrizaje de emergencia cuando se hundió en el agua, luego de haber despegado del Aeropuerto Internacional de Honolulu unos 12 minutos antes.

De acuerdo con las autoridades y la teniente comandante Karin Evelyn, portavoz de la Guardia Costera de Estados Unidos, expresó a los medios de comunicación que el avión experimentó un mal funcionamiento del motor poco después del despegue.

«El avión voló en círculos hacia Honolulu, pero se hundió antes de llegar a tierra. Un sobreviviente fue localizado en la cola de la aeronave, entró al agua cuando el avión se hundió y fue izado por el MH-65 y transportado al Centro Médico Queen’s para su evaluación. El otro sobreviviente estaba ubicado encima de algunos paquetes flotantes, rechazó un izar y fue recogido por un bote de rescate del Departamento de Bomberos de Honolulu para transportarlo a la costa». comentó Evelyn.

A su vez, la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos emitió mediante un comunicado:

«Los pilotos habían informado de problemas en el motor y estaban intentando regresar a Honolulu cuando se vieron obligados a aterrizar el avión en el agua».

El avión operaba un vuelo para Transair, que ofrece vuelos de carga dentro del estado de Hawái. Los registros de vuelo muestran que el avión había despegado de Honolulu para un breve vuelo al aeropuerto de Kahului en la cercana isla de Maui.

En relación con la salud de los ocupantes, el Queen’s Medical Center expresó que el primer paciente, un hombre de 58 años, se encontraba en estado crítico en cuidados intensivos, mientras que, el otro paciente un hombre de 50 años, se encontraba en estado grave con una lesión en la cabeza y múltiples laceraciones.

Por su parte, dado el aterrizaje de emergencia en medio del océano, tanto la Administración Federal de Aviación (FAA) como la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) iniciaron una investigación sobre el accidente, a fin de conocer en primera instancia las causas que ocasionaron el suceso.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario