Un niño de cuatro años con autismo fue retirado de un vuelo en Estados Unidos debido a no usar cubrebocas, pese a que su familia tenía una nota médica que explicaba la condición del menor para no llevar su mascarilla puesta, el hecho sucedió en un vuelo de Spirit Airlines en Las Vegas con destino a Arkansas.

Aunque el uso de mascarillas es clave en la nueva realidad que se vive por la pandemia Covid-19 y es obligatorio dentro de transportes como los aviones, hay excepciones médicas como el caso del niño de cuatro años con espectro autista, quien por recomendación médica no llevaba su mascarilla, sin embargo, las normas de esa aerolínea señalan que toda persona de dos años o más debe llevar una sin excepción.

De acuerdo con la madre, Callie Kimball, quien fue entrevistada por medios locales estadounidenses, relató los hechos, mencionando que:

“Él está exento de usar mascarillas porque cuando las usa retiene su respiración o empieza a asustarse y puede lastimarse a sí mismo. Pero el personal de la aeronave cuando se mostró la nota médica dijo que no, no, no, el autismo no es una discapacidad. Él tiene que usar la mascarilla o tendrá que bajarse del avión”.

Por su parte, la señora Kimball, comentó que uno de los intereses de su hijo eran los aviones y que fue muy angustioso para él tener que bajarse del avión, por lo que con lagrimas en sus ojos quedó molesto ante el suceso ocurrido.

«Está obsesionado con los aviones. Así que estaba sentado en su asiento, en silencio y mirando por la ventana, y esta señora estaba como, ¡Bájate!». Nunca antes había experimentado ese tipo de discriminación por parte de alguien».

Ante la imposibilidad de tomar el vuelo, la familia desembarcó el avión y tomaron otro vuelo a Arkansas, desde American Airlines, en el que sí aceptaron la nota médica para que el menor no usara la mascarilla durante el viaje.

En consecuencia del hecho, la aerolínea Spirit expresó a los medios de comunicación que:

«Nuestra política actual no prevé exenciones médicas, independientemente del diagnóstico. Los miembros de nuestro equipo explicaron esto a una familia que viajaba, pero nunca cuestionaron el estado médico de nadie en el proceso».

De acuerdo con la compañía, su política es que todos los clientes deben usar una mascarilla, excepto los niños menores de dos años, agregando que a partir del 22 de marzo de 2021, los pasajeros con discapacidad podrán solicitar una exención del uso de mascarilla, puesto que, en febrero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. determinaron que los pasajeros aéreos deben usar mascarillas, pero que aquellos con una discapacidad son exentos.

Por lo tanto, ante la imposibilidad por parte de la aerolínea de dejar volar al niño con autismo sin cubrebocas, Spirit emitió un reembolso por el vuelo perdido y planea cambiar las políticas para añadir algunas excepciones que eviten este tipo de incidentes.

Créditos fotográficos

Escribe un comentario